La Creatividad en la Creación de Contenidos

La Creatividad en la Creación de Contenidos

La Creatividad en la Creación de Contenidos

Blog

La creación de contenidos, ya sean digitales o no, requieren de un gran esfuerzo creativo, de la habilidad para entender las necesidades de las personas que consumen dicho contenido y las posibilidades de desarrollar nuevas ideas atractivas, para los segmentos vinculados. Sin embargo, rara vez se genera de manera uniforme o lineal.

En la antigüedad la creatividad estaba asociada al hallazgo o descubrimiento de nuevas invenciones o a la modificación / mejora de algo que ya existía. Actualmente es algo más complejo, porque en la era digital en la que vivimos, se nos presentan las cosas de manera muy digerida. Actividades como pensar, imaginar, la búsqueda de información, entre otras muchas actividades, están al alcance de tu mano de manera inmediata y la creación de un contenido nuevo, innovador y original se vuelve más cuesta arriba.

En el caso específico de la creación de contenidos, tal vez, lo más difícil no sea la elaboración del contenido como tal, sino la búsqueda de un tema sobre el cual realizarlo. Es allí donde la creatividad debe florecer para tomar decisiones acertadas y a la vez atractivas, que permitan vincular a los consumidores del contenido, con un tema en particular. Aplicando entonces esa necesidad temática, separemos un poco los conceptos para ver a dónde nos lleva.

¿Qué es la Creatividad?

El concepto de creatividad, a diferencia de la creación de contenidos, proviene de muchas otras aristas asociadas con procesos mentales. Palabras que también la describen son el pensamiento original, pensamiento creativo, inventiva, imaginación constructiva o pensamiento divergente. Tiene origen en la imaginación y entrelaza varios procesos mentales que se desarrollan en el tiempo y son originales, adaptables, con posibilidades de realización concreta y en donde el resultado final es lo más valorado.

También la creatividad puede ser descrita como la capacidad de crear, innovar, de generar nuevas ideas o conceptos, o nuevas relaciones entre ideas y conceptos ya conocidos, que frecuentemente llevan a conclusiones nuevas, generando en el camino la solución de problemas de forma original y valiosa. La creatividad es entonces un nuevo descubrimiento, original, útil y que satisface tanto a su creador como a otros durante algún periodo. Entendiendo esto, la creación de contenidos, forma parte del proceso creativo.

El detalle de la era actual es que pensamos que ya está todo resuelto, en lugar de buscar la forma de desarrollar nuestra capacidad inventiva e innovadora. A pesar de esto, algo beneficioso para nosotros, es que la creatividad es una capacidad que se puede ir desarrollando, lo que ayuda a resolver las dificultades que podrían generarse en la vida cotidiana, de una forma más simple y sencilla. Al ejercitar la mente creativa, las conexiones neuronales trabajarán y generarán nuevos pensamientos, traduciéndose estos en ideas nuevas, en las que la creación de contenidos tiene origen.

Sin embargo, es importante que no olvidemos que el proceso de creatividad tiene varias fases:

  1. Preparación o inmersión: Es el nacimiento de una necesidad en la que se “identifica el problema” y aparece “ese algo”, inquietante, que hace sentir que algo falta o no está bien. Es esté el momento preciso para iniciar la investigación, así como la búsqueda de posibilidades y alternativas.
  2. Incubación: Es en este momento, donde las ideas surgen y se puede entrar en angustia porque se piensa que la solución no llegará. Este trabajo muchas veces es a nivel inconsciente, no se percibe y genera estados de ansiedad, miedos, quedarse en blanco o vacío. Las personas que están acostumbradas a trabajar creativamente, conocen este estado y con el paso del tiempo, dejan que esta fase funcione sin problema.
  3. Iluminación: Son los insights o “entendimientos” de la solución al problema. Las piezas que están sin orden en la mente, llegan a un arreglo.
  4. Verificación: Es el momento de decidir si merece la pena dedicarse a la solución. En ésta etapa, se genera algo de incertidumbre e inseguridad frente a la decisión que se tiene que tomar. Aquí en dónde se puede analizar si existen otras alternativas y si es factible regresar a una etapa inicial o tomar la decisión de comunicar la idea.
  5. ElaboraciónEjecución de lo planeado.

Bajo estas 5 fases bien definidas, podemos confirmar que a pesar de que la creatividad no es un proceso lineal, genera en la mente consciente e inconsciente ciertos procesos con una secuencia determina, que terminan comunicando el resultados de su interacción y ejecutando una acción específica congruente. Con este concepto más claro, pasamos entonces a la definición de la creación de contenidos.

¿Qué es la Creación de Contenidos?

La creación de contenidos en este contexto, estará basada en ser toda la información que se presenta respecto a los productos y los servicios de una organización en sus distintos grupos de interés. Adicionalmente, la creación de contenidos, puede ser vista como un proceso creativo que incluso podría ser considerado un arte.

No obstante, al igual que la creatividad, rara vez fluye en forma lineal y uniforme. Se debe tener en cuenta que para crear contenidos efectivos, de calidad y que resulten atractivos para los usuarios a los que nos dirigimos, es necesario conocer bien la audiencia para la que escribimos. Tenemos que conocer cuáles son los temas que más les interesan, qué nivel tienen en dichos temas, cuáles son sus preferencias, entre otras consideraciones, ayudándonos esto a perfilar mucho más la temática de nuestros contenidos de forma creativa.

La creación de contenidos es una labor que requiere tiempo, para planificar cuál es el mejor contenido para nuestros usuarios, además del esfuerzo en analizar si estamos consiguiendo los objetivos esperados o estamos desarrollando lo que realmente nos va a funcionar. Para ello, existen también 5 pasos o fases, que al igual que el proceso creativo, se ejecutan en este caso de manera más consciente para obtener el contenido deseado. Estas fases son:

  1. Planificar: Conociendo los intereses de nuestros usuarios y sabiendo cuáles son sus necesidades específicas en un momento dado; tenemos información suficiente para saber qué contenido crear, aplicando la regla del 80/20. El 80% del contenido debería estar centrado en tus usuarios, mientras que el 20% podría centrarse en ti.
  2. Producir: Una vez que ya sabemos sobre qué temas o intereses vamos a generar contenido, analizamos que vamos a producir (textos cortos, artículos, posts, ensayos, libros), quién es el encargado de cada una de sus partes y cuando lo vamos a publicar, teniendo siempre presente que lo que se producirá, responde a la solución de un problema o necesidad por parte del usuario o consumidor del contenido.  
  3. Distribuir: Publicado el contenido, el siguiente paso se centra en decidir donde será compartido y de qué manera lo realizamos, asegurándonos de que llegue a nuestro público objetivo.
  4. Analizar: Sería la fase de confirmación de que lo que se está haciendo, está dando los resultados esperados, con preguntas como ¿Por qué funciona? ¿Por qué no?, utilizando las respuestas para crear un mejor contenido. Métricas importantes pueden ser:
    1. Número de visitas
    2. Total de leads generados
    3. Número de compartidos
    4. Enlaces externos que apuntan a nuestros contenidos
    5. Funcionamiento de contenido por autor
    6. Funcionamiento de contenido por temática
    7. Funcionamiento de contenido por formato
  5. Repetir: Creando un proceso cada vez más efectivo, con todo lo que se ha aprendido de cada nuevo contenido desarrollado.

Teniendo claro ambos conceptos, se puede indicar entonces que la creatividad en la creación de contenidos, se origina en conocer los intereses y necesidades de nuestros usuarios en un momento dado, a fin de preparar nuestra mente en un contexto particular que permita generar el proceso inmersivo en dichos temas o intereses, con el fin de incubar la idea, generar la iluminación y verificar si la idea es apropiada para su producción. De ser positiva esta verificación, entonces seguimos los pasos definidos de la creación de contenidos, produciendo, distribuyendo, analizando los resultados y repitiendo el proceso nuevamente.

Herramientas destacadas para estimular la creatividad en la creación de contenidos

La creación de contenido es un gran desafío al que se enfrentan la mayoría de las empresas. Como se puede apreciar, la creatividad es importante en la creación de contenidos, mas no es la única herramienta a utilizar para poder hacerlo. Las siguientes herramientas pueden hacer el proceso creativo más armonioso y fluido:

  • Fotos, imágenes y capturas: Awesome Screenshot (captura de imágenes de webs en varios tamaños), Thinglink (subir imágenes añadiendo pequeños iconos para incrustar enlaces, mensajes y elementos de difusión), Placeit.net (permite subir imágenes de la web de tu empresa o producto, en entornos reales de personas, como el teléfono), Skitch (ayuda a comunicar de manera más visual marcando imágenes, archivos digitales con flechas, textos y mucho mas), Foto Jet (diseñar diferentes tipos de tarjetas o collages), Picmonkey (editor de fotos que permite el retoque de imágenes).
  • Escritura y fuentes: Word2CleanHTML (evita saltos de párrafo fuentes y problemas con negrita y cursiva, al realizar el pegado de tu contenido en tu sistema de gestión de contenido, entre ellos wordpress o joomla), PaperRate y Copyscape (te permiten descubrir si los textos son originales, incluyendo traducciones, evitando así el plagio de contenido), Wordle (detecta repeticiones durante el texto y las palabras más empleadas, generando una imagen al estilo “nube de palabras”), Google Fonts y Dafont (fuentes de letras para mejorar tus webs, presentaciones, libros electrónicos, entre otros).
  • Diseños y Activos: Canva e Infogram (Biblioteca de plantillas y activos prediseñados para diseños de redes sociales e infografías), HaiKu Deck (diseños simples, fuentes y tipografías ideal para contar historias).
  • Herramientas de Social Media: BuzzSumo (te permite conocer de qué temas o tendencias se está hablando, ayudando a ubicar contenido específico para compartir en redes), Namechk (conocer si tu nombre de marca ya está siendo empleado en redes sociales o como dominio web).

Es de importancia hacer notar, la gran cantidad de herramientas existentes que solucionan los problemas más habituales a la hora de crear contenido, que si se analiza en profundidad, fueron ideados bajo procesos creativos, que ahora les permite a esas empresas capitalizar en base a las necesidades presentadas por los creadores de contenidos, y las empresas en general que necesitan un contenido actual y fresco para atraer a sus clientes objetivos.

En RayRam Creativity Group, buscamos estar a la vanguardia, para ayudarte a desarrollar estrategias a nivel online y offline que te permitan definir actividades acordes a tu público objetivo, logrando transformar prospectos potenciales en clientes satisfechos, mejorando en el camino tus contenidos con creatividad y rapidez. Contáctanos a través de la ficha contacto para mayor información.

Autor: Ybrahim Noriega

Etiquetas: Blog

Artículos relacionados

Cómo Mejorar El Brand Awareness de tu Marca
¿Quieres optimizar tu sitio web?
Menú